[Imprimir] [Cerrar_Ventana]


II CONGRESO NACIONAL DE CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA
La indicación de la laparoscopia se ampliará a coledocolitiasis

Unificar las indicaciones de la técnica laparoscópica ha sido uno de los principales objetivos del II Congreso Nacional de Cirugía Laparoscópica que se está celebrando en Palma de Mallorca.

La indicación de la técnica laparoscópica en cirugía de las vías biliares se ampliará a la coledocolitiasis, según ha explicado a DM Jesús Alvarez Fernández Represa, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica, cuyo II Congreso Nacional se está celebrando en Palma de Mallorca.
Hoy en día, la cirugía laparoscópica está considerada el tratamiento de elección para la colelitiasis; sin embargo, cuando las piedras se localizan en otras partes de la vesícula, como el colédoco, se sigue prefiriendo la cirugía convencional para extraerlas. Ahora, según se ha discutido en una de las mesas redondas del congreso, "se puede ampliar la indicación de la laparoscopia a cualquier lugar donde se encuentren las piedras, empleando para ello las mismas maniobras que se realizaban por vía abierta", ha matizado Jesús Alvarez, del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid.
En el congreso, "cuya finalidad básica es dar a conocer la laparoscopia para que pueda emplearla prácticamente cualquier cirujano, no sólo los más jóvenes", se han perfilado las indicaciones de la técnica laparoscópica y unificado los criterios para todas las especialidades en las que se utiliza. "Hoy en día está demostrado que se pueden llegar a realizar por laparoscopia todo tipo de operaciones; el problema es si se debe, si está indicado y si tiene más o menos riesgos", ha concretado Alvarez.
Obesidad
Una de las aplicaciones más discutidas ha sido la cirugía de la obesidad, un caso en el que "no se puede hablar de normas generales, sino que siempre hay que valorar las características clínicas del enfermo, su peso, la presencia de comorbilidades que aumenten el riesgo y las particularidades del cirujano y del centro en el que se interviene el trastorno".
La principal ventaja de la laparoscopia en cirugía de la obesidad es que evita gran parte del trauma que supone abrir el abdomen de un enfermo obeso, aunque una vez dentro el modo de intervenir al paciente es el mismo.
De todas formas, Jesús Alvarez Fernández-Represa ha matizado que, cualquiera que sea la indicación, independientemente de las reglas generales, "siempre habrá que considerar dos factores fundamentales, que son el factor individual del enfermo y el personal del cirujano, ya que puede ser que el médico se maneje mejor con una determinada técnica, lo que la convertirá en preferente".

Publicado en www.diariomedico.com 18.10.025