powered by FreeFind



INTRODUCCIÓN:

La aceptación de la colecistectomía ha dado paso a toda una serie de procedimientos laparoscópicos avanzados donde el tratamiento del reflujo gastroesofágico y la hernia de hiato ocupan un papel principal. Si las ventajas en la colecistectomía laparoscópica son importantes, en la funduplicatura Nissen Rossetti se expresan en toda su magnitud. Consideramos en nuestro medio la funduplicatura laparoscópica el patrón oro del tratamiento del reflujo gastroesofágico y de la hernia de hiato.

La selección del paciente mediante unos estudios complementarios rigurosos permitirá realizar una adecuada indicación de la cirugía para conseguir sus objetivos: “Mejorar la función del EEI y la motilidad del cuerpo esofágico alterado por el material de reflujo sin la aparición de síntomas nuevos”.

La técnica actual se basa en los postulados de DeMeester, una funduplicatura corta de 360, sin tensión, utilizando la cara anterior gástrica con el esófago calibrado. A lo que añadimos el cierre de pilares para evitar la migración de la funduplicatura y su fijación al pilar derecho.

Fig. 1. Hernia hiato y pilares diafragmáticos .

Fig. 2. Disección pilar derecho.

Fig. 3. Exposición de ambos pilares .
Fig. 4. Vago anterior.

Fig. 5. Ventana retroesofágica.

Fig. 6. Calibración de la funduplicatura.
Fig. 7. Valva retroesofágica sin tensión.

Fig. 8. Nissen Rossetti “floppy”.

Fig. 9. Fijación de la funduplicatura al pilar.

Fig. 10. Funduplicatura Nissen finalizada.





Página desarrollada por Grupo Quator/Edicorp. Webmaster:[email protected]