powered by FreeFind


El último Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica, celebrado en Palma de Mallorca, superó todas las previsiones del Comité Organizador en cuanto al número de participantes, la calidad y la multidisciplinariedad de las ponencias y las comunicaciones presentadas y la participación activa de todos los asistentes. No es equivocado afirmar que la gran mayoría de los cirujanos españoles que practican esta nueva vía de abordaje se dieron cita en el Congreso de Palma. Los cirujanos de los grandes hospitales del país compartieron experiencias y aprendieron de los que procedían de centros quirúrgicos más modestos, poniéndose de relieve, una vez más, que la cirugía mínimamente invasiva, y en especial la laparoscópia, se encuentra más divulgada en los hospitales pequeños que en los grandes complejos sanitarios.

Pero quizá, el hecho que más nos mueve a la reflexión es la concurrencia de diversos especialistas quirúrgicos. Urólogos, ginecólogos y, en especial, cirujanos pediátricos, compartieron junto a los cirujanos generales y del aparato digestivo mesas redondas, coloquios y discusiones. En nuestra opinión, creo que todos aprendimos mucho, unos de otros, a la vez que comprobamos que la mayoría de los problemas eran también comunes: problemas con las gerencias, con las direcciones médicas, con los jefes de servicio, con el resto de los compañeros, etc.

Este panorama podría resultar un tanto sorprendente por cuanto en el día de hoy nos encontramos en nuestro país, teóricamente, con unas especialidades quirúrgicas encorsetadas, rigurosamente definidas, que pretenden tener unos campos claramente delimitados, lo que hace que cada tipo de enfermo y cada patología "pertenezca" a una concreta especialidad. Por si esto fuera poco, dentro de cada especialidad se proyecta crear áreas de capacitación específica que todavía delimitarán más los campos de las diferentes patologías. Este hecho, bastante acusado en los grandes hospitales, tiene menor repercusión en los hospitales pequeños. Por otro lado, en todas las especialidades quirúrgicas existen sociedades científicas, nacionales o regionales, que agrupan a los diferentes especialistas y celebran reuniones periódicas.

Todos estos hechos podrían estar contribuyendo a aislar a las diferentes especialidades unas de otras, hasta el punto de hacer difícil la comunicación, el dialogo y el intercambio de experiencias entre sus miembros, a pesar de que, en la realidad, los limites entre las especialidades son a veces ambiguos, los procedimientos diagnósticos y terapéuticos son similares, y los medios con que actuamos sobre los enfermos difieren en poco. Ante estos hechos, surge la necesidad de encontrar foros comunes donde todos podamos exponer nuestros diferentes problemas y tomar ideas de los demás que pueden resultar de utilidad para el común de las especialidades. En Palma de Mallorca se ha demostrado que la participación conjunta en congresos y reuniones tiene una excelente acogida entre los profesionales.

Estamos seguros de que las revistas en las que tienen cabida artículos sobre diferentes especialidades, como es el caso de SECLAEndosurgery, tendrán el mismo éxito que los congresos. En esa disposición, reiteramos nuestra invitación a que nos envíen artículos, opiniones, sugerencias, cartas, que enriquezcan los contenidos de nuestra revista, de la revista de todos los que practican esta especialidad en auge. Las espléndidas reacciones de los profesionales y de las empresas y laboratorios relacionados con la cirugía laparoscópica al primer número de la revista on line nos hacen ser optimistas de cara al futuro. En los próximos números iremos mejorando los contenidos y ofreciendo nuevas secciones y contenidos.

En nombre de la Sociedad Española de Cirugía Laparoscópica y de cuantos hacemos seclaendosurgery.com, aprovechamos para desearos a todos un muy feliz año 2003.




Pgina desarrollada por Grupo Quator/Edicorp. Webmaster:[email protected]