[INICIO] [INDICACIONES DE LA EXPLORACIÓN LAPAROSCÓPICA] [TÉCNICA LAPAROSCOPICA] [LESIONES DE ÓRGANOS MACIZOS] [TRAUMATISMO ABDOMINAL] [CONTROVERSIA EN EL DIAGNOSTICO DEL ABDOMEN AGUDO] [BIBLIOGRAFIA]


LESIONES DE ÓRGANOS MACIZOS

1.1. Lesiones del bazo
La exploración laparoscópica descubre un importante hemoperitoneo localizado preferentemente en el hipocondrio izquierdo y gotiera parieto-cólica izquierda. Será necesaria la retirada del epiplon mayor de la celda esplénica para tener acceso a esta zona y descubrir la potencial lesión del bazo.
Podemos encontrar, además de un hemoperitoneo mínimo (fig. 7), una lesión superficial en forma de decapsulación del bazo. Esto, unido a la estabilidad hemodinámica del paciente, nos permite no realizar tratamiento quirúrgico de urgencia pudiendo optar por una vigilancia evolutiva del paciente en las horas siguientes. En los demás casos, y sobre todo con hemoperitoneo importante y laceración del bazo, debe realizarse una esplenectomía.

1.2. Lesiones del hígado
La exploración laparoscópica estará indicada en casos de estabilidad hemodinámica del paciente, ya que la existencia de un hemoperitoneo severo obligará a una decisión quirúrgica inmediata. Sin embargo, en algunos casos de lesiones superficiales del hígado la exploración laparoscópica es de gran ayuda en la valoración inicial. En unos casos esta lesión aparece a nivel del ligamento falciforme o en las superficies superior o inferior de ambos lóbulos hepáticos, que ayudados por instrumental laparoscópico se pueden visualizar y descubrir. La compresión o coagulación de la misma puede resolver el problema; la persistencia de la hemorragia después de un tiempo prudencial de exploración obligará a laparotomía.

 




powered by FreeFind
 
Página desarrollada por Grupo Quator/Edicorp. Webmaster:cgc@edicorp.es